Los últimos maestros sastres de Bizkaia. El oficio de vestir "a medida"

"Los últimos maestros sastres de Bizkaia. El oficio de vestir a medida". Es el título de una exposición temporal que el Museo de Las Encartaciones traslada a Bilbao, desde el 23 de diciembre hasta el 5 de febrero. Reúne parte del trabajo de los últimos protagonistas del mundo de la sastrería en Bizkaia, que ya fueron expuestos el pasado verano en el museo encartado. Por la “pasarela” improvisada de la Sala de Exposiciones de Juntas Generales de Bizkaia (C/ Hurtado de Amezaga, 6 – planta baja), desfilarán creaciones únicas que los artesanos del corte y la confección han cedido temporalmente para hilvanar una selección con ropa hecha a medida de los últimos 70 años.

Sastres como Pedro López, Oskar López, Javier de Juana, Gonzalo Cardenal, Derby-Gardeazabal (Rafael Gardeazabal), Iñaki Barkos, Sastrería Juan Zabala y Juan Antonio Andrade, nos presentan en esta muestra algunas de sus creaciones más personales, así como la importancia y el valor de su trabajo que, a día de hoy, sobrevive a duras penas. Se expone ropa confeccionada por estos maestros sastres en diferentes épocas, que van desde la década de los 40 hasta la actualidad. La entrada es libre.

 
 

Archivos relacionados

 
 

Bizkaiko azken maisu jostunak. Jantziak neurrira egitearen lanbidea

"Bizkaiko azken maisu jostunak. Jantziak neurrira egitearen lanbidea". Horixe da Bilboko egoitzan otsailaren 5era arte egongo dan erakusketearen izenburua. Erakusketa horretan biltzen dira Bizkaiko azken maisu jostunen lan batzuk. Erakusketa hori Enkarterrietako Museoan ikusi ahal izan da uda honetan. Oraingoan, Bizkaiko Batzar Nagusietako erakusketa-aretoko (Hurtado de Amezaga, 6 – behe solairua) “pasarelatik ibiliko” dira jostearen eta ebagitearen artisauek eginiko lan bikainak, azken 70 urteetan neurrira egindako jazkien lagin ederra ilbanduz.

Pedro López, Oskar López, Javier de Juana, Gonzalo Cardenal, Derby-Gardeazabal (Rafael Gardeazabal), Iñaki Barkos, Sastrería Juan Zabala eta Juan Antonio Andrade jostunek euren kreazinoetako batzuk aurkeztuko deuskuez, euren lanbidearen garrantziaren eta balioaren erakusgarri, lanbide hori gaur egun ozta-ozta bizirik dagoan arren. Jostun maisu horreek urte askoko ibilbidean —40ko hamarkadatik gaur egunera arte— jositako jantzi hautatu batzuk ikusi geinkez erakusketan. Sarrerea doanekoa da

Azteazkena, 17 Abendua 2014 19:09

Cuentos de la Mitología Vasca

Cuentos de Mitología Vasca para Niños: Recopilación de Cuentos Clásicos EuskaldunesBakarne, Asun e Izaskun han publicado esta semana en Amazon un libro de cuentos infantiles sobre mitología vasca. El libro está en euskera y en castellano y tanto hoy como mañana y como pasado estarán a 0 euros para que os los podáis descargar sin coste alguno. Os agradeceríamos que lo hicierais y que además ruléis esta información para que las descargas sean las máximas posibles. 

Y es que es bonito que nuestros txikis sepan quién era Olentzero, Mari, Basajaun, qué es el zozomikote o por qué se ve una cara en la luna llena no?

 

http://www.amazon.es/Cuentos-Mitología-Vasca-para-Niños-ebook/dp/B00R0GNTY6/ref=sr_1_3_twi_1?ie=UTF8&qid=1418645590&sr=8-3&keywords=Cuentos+Mitología+Vasca

 

Astelehena, 15 Abendua 2014 18:27

Gabonak Arte

Gabonak Arte

Gabonak Arte 2014

PROGRAMA LÚDICO-EDUCATIVO PARA NIÑOS, NIÑAS Y FAMILIAS 

Imaginación a través de las experiencias creativas

26, 27, 28 de diciembre de 2014, y 2, 3 y 4 de enero de 2015

AlhóndigaBilbao organiza por tercer año consecutivo, Gabonak Arte, un programa de experimentación artística contemporánea, dirigido a niños, niñas y familias. En Gabonak Arte, los más pequeños son a la vez espectadores y también creadores. A través del teatro, la arquitectura, la narración, la danza, la música, la radio o la literatura, pueden desarrollar su curiosidad en el ámbito literario, musical, pictórico y audiovisual, de la mano de profesionales de estas disciplinas.

Gabonak Arte potencia el aprendizaje activo en valores no sexistas, cooperativos, de respeto y tolerancia, en un entorno lúdico, acercándoles a la creación artística desde la infancia. Son actividades para todas las edades y con experiencias para vivir en familia.

CREAR – INTERACTUAR – SORPRENDERSE – CONVIVIR – EXPERIMENTAR – SOÑAR - COMPARTIR

Instalación

  • Más información sobre Biblioteca de cuerdas y nudos

    BIBLIOTECA DE CUERDAS Y NUDOS - 26/12/2014 11:00

Concierto

  • Más información sobre Txikimusika

    TXIKIMUSIKA - 26/12/2014 12:30

Taller

  • Más información sobre ¡Vamos a hacer un informativo!

    ¡VAMOS A HACER UN INFORMATIVO! - 26/12/2014 10:30

  • Más información sobre Conexiones-loturak

    CONEXIONES-LOTURAK - 26/12/2014 11:00

  • Más información sobre Elur malutak

    ELUR MALUTAK - 26/12/2014 11:30

  • Más información sobre Dantza familian

    DANTZA FAMILIAN - 27/12/2014 11:00

Espectáculo

  • Más información sobre Planeta KA

    PLANETA KA - 27/12/2014 17:00

  • Más información sobre Kontukantari

    KONTUKANTARI - 27/12/2014 18:00

  • Más información sobre Biblioteca de cuerdas y nudos - Espectáculo

    BIBLIOTECA DE CUERDAS Y NUDOS - ESPECTÁCULO - 02/01/2015 17:00

  • Más información sobre Biblioteca de cuerdas y nudos - Espectáculo

    BIBLIOTECA DE CUERDAS Y NUDOS - ESPECTÁCULO - 03/01/2015 12:30

  • Más información sobre Spaceko zarama

    SPACEKO ZARAMA - 03/01/2015 18:00

  • Más información sobre Biblioteca de cuerdas y nudos - Espectáculo

    BIBLIOTECA DE CUERDAS Y NUDOS - ESPECTÁCULO - 04/01/2015 12:30

 
 

Escrito por 

 
© Depositphotos.com/Wavebreakmedia
 

El aprendizaje infantil comienza con la observación. Los niños y niñas ven lo que hacen su madre y su padre, cómo se comportan, y aprenden esas mismas conductas, las adquieren en su repertorio y las repetirán en un futuro.

Madres y padres sois el modelo en el que se fija vuestro hij@ y por el cual puede desarrollar hábitos y conductas saludables.

Aprender es algo que hacemos desde que nacemos. Los primeros años de vida son esenciales en la formación de conductas nuevas, y la primera técnica para aprender es simplemente observar.

Los niños y niñas, sobre todo los más pequeños, están constantemente observando lo que les rodea y aprendiendo de ello.

Es lógico; es su marco de referencia, lo primero que conocen y, por tanto, lo que consideran único y verdadero, sin cuestionarse nada más.

Como padres y madres, sois parte fundamental en este marco, como vimos en “De tal palo, tal astilla: los padres y madres como modelo”. 

Vosotros sois las personas a las que más tiempo ve vuestro hij@, y, por tanto, de las que más aprende.

Conductas aprendidas para el futuro

El estilo de comportamiento y el patrón de conductas que seguirá el niñ@ en sus próximos años dependen en gran parte de esta etapa. Y esto sirve tanto para conductas positivas como para negativas.

Si ve que su padre y su madre critican a cualquier persona por algún defecto, aprenderá que lo correcto es criticar a los demás; si ve que su padre y su madre ayudan a la vecina o vecino a llevar la compra, aprenderá que lo correcto es ayudar al que lo necesita; si ve que sus padre y su madre se hablan a gritos e insultos, aprenderá que lo correcto es ese estilo de comunicación; si ve que su madre y su padre aceptan las críticas y son tolerantes, aprenderá que lo correcto es esa forma de comportarse.

"Un buen ejemplo vale más que mil palabras"

Todo eso que ha aprendido será lo que haga de mayor. En la práctica clínica queda demostrado cada día: la mayoría de personas se comportan según lo que aprendieron de pequeños.

La gente que sufre algún episodio de depresión, en muchas ocasiones, ha tenido un padre o una madre con un estilo de personalidad depresivo; las personas maltratadoras y suelen haber sido agredidas o maltratadas cuando eran niñ@s, o alguno de su padre o madre era violento con el/la otro/a; las personas inseguras o con miedo a que ocurra algo terrible han tenido, muchas veces, una madre y padres que les han protegido de absolutamente todo (como vimos en “Padres sobreprotectores, hijos con miedo”).

Y como éstas, otras muchas conductas se las debemos a nuestra madre y nuestro padre.

Madres y padres podéis enseñar hábitos saludables

Más allá de estos comportamientos concretos, padres y madres también sois clave en el aprendizaje de estilos de vida saludables de la niña y el niño.

Por ejemplo, los adolescentes con padre o madre fumador tienen tres veces más probabilidad de adquirir este hábito que los que no fuman.

El aprendizaje al observar sigue siendo igual de crucial en otras conductas vitales, como los patrones de sueño.

Si trasnochas o te acuestas con la televisión encendida, es más que probable que tu hijo o hija también lo haga y que se acostumbre a ello, pudiendo tener problemas de sueño en un futuro.

La alimentación y el ejercicio son, del mismo modo, dos aspectos esenciales cuya importancia aprendemos desde bien pequeños.

A comer nos enseñan nuestra madre y nuestro padre, y la comida que nos dan (y, sobre todo, la que no nos dan) influirá no sólo en nuestra salud, sino también en nuestros gustos y el valor que le demos a la alimentación.

La obesidad infantil es un problema actual que puede evitarse si enseñamos a los niños y las niñas a comer de forma adecuada, siendo los padres los primeros que lo hagan.

E igual de significativos son el ejercicio y la actividad física. Si no dedicáis tiempo a hacer algún tipo de práctica deportiva o de ejercicio físico, ¿por qué lo van a hacer vuestras hijas e hijos?

Es necesario que estéis siempre en marcha, moviéndoos; si cedéis al sedentarismo, vuestra energía y vitalidad irán desapareciendo, y vuestros hijos e hijas no tendrán un modelo claro de lo importante que es el ejercicio para la salud.

Ten claro esto: tu hijo e hija aprenderá más de lo que te ve hacer que de lo que le digas que haga. Como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras, y en este caso el significado es el mismo.

Adopta unas conductas positivas y unos patrones de comportamiento adecuados cuando estés con tu hija e hijo, porque estará observándote y aprendiendo.

 Y aprovecha para realizar hábitos saludables con ellos, como ir en bici o aprender a cocinar algo sano, y así además compartiréis grandes recuerdos junt@s.

Vídeo sobre la importancia del ejemplo en los niños y niñas. Video 

 

Ni exámenes ni deberes ni libros de texto... Otra escuela que ya es posible

Las pedagogías diferentes a la escuela tradicional ofrecen alternativas educativas dentro del sistema

Montessori, Waldorf o las escuelas libres trabajan con métodos más centrados en el alumno

Niños mezclados por edades, libertad para seguir sus ritmos o elegir trabajos, algunas de sus características

60 Comentarios

Sube un 5,4 por ciento el alumnado con necesidad específica que recibe apoyo educativo

Muchas escuelas y métodos prescinden de libros de textos y exámenes en su día a día.

Escuelas sin exámenes, con las puertas abiertas para que el alumno entre y salga a voluntad, mezcla de edades en clase... no todo en la vida son libros de texto, pupitres y controles.

En el mundo educativo hay diferentes iniciativas, en el sector público y en el privado, alejadas de las prácticas habituales de la escuela. Proyectos que exploran métodos educativos alternativos, basados en proyectos más o menos científicos, con enfoques muy distintos entre sí. El llamado método Montessori o las escuelas Waldorf son dos de los más conocidos. También hay centenares de escuelas libres por todo el país.

Por diferente que sea su método, todos estos centros están en el sistema educativo y por tanto tienen que cumplir con las exigencias que marca el ministerio de Educación. Pasan las pruebas diagnósticas de primaria, por ejemplo, y lo hacen con buen resultado en general.

Cada uno a su ritmo en Waldorf

En las escuelas Waldorf el alumno y el maestro desarrollan un vínculo muy fuerte. Los tutores acompañan a una misma clase durante seis años, de 1º de Primaria hasta 6º, creando un afecto que Antonio Malagón, fundador y profesor de la Escuela Libre Micael de Madrid, califica de "fundamental".

Nombrada por el primer lugar en el que se abrió una de estas escuelas (en la fábrica de cigarrillos Waldorf-Astoria de Stuttgart, Alemania, para los hijos de los trabajadores), en 1919, la pedagogía Waldorf fue desarrollada por Rudolf Steiner. El sistema educativo "respeta el proceso madurativo del alumno equilibrando y fomentando su intelecto, su sensibilidad artística y su voluntad, para capacitarlo ante los desafíos de la vida".

"Realizamos una formación humana muy fuerte", explica Malagón. Las enseñanzas en los centros Waldorf no salen de los libros de texto, que se emplean a modo de consulta en el mejor de los casos. "Desarrollamos la enseñanza en función del desarrollo de cada niño, tenemos en cuenta la evolución y aplicamos los contenidos de las materias en función de esta evolución", argumenta.

Esta es la característica que Eva Pradillo apreció más. Cuando conoció el método no lo dudó. La escuela Micael era perfecta para su hijo, que con tres años apenas hablaba. "Me habían dicho que ya iba a ir retrasado siempre", recuerda hoy esta ex maestra. "Aquí se respetan los ritmos, no se cataloga a los chicos", razona.

En la Escuela Libre Micael los días se dividen en tres franjas. Las primeras dos horas se dedican a las materias tradicionales. Se trabaja "por inmersión" un tema específico durante tres semanas seguidas. El alumno realiza un trabajo, forma grupos, expone. Es una "experiencia de aprendizaje, lo que aprenden lo están creando para que lo sientan como propio y no como una píldora que se tragan y la escupen en un examen. Se trata de mover la información para recibirla, reelaborarla y asimilarla", cuenta Malagón. "Nos la tienen que contar y elaborar sus propios libros de texto", continúa.

La siguiente parte del día, otras dos horas, se dedica a desarrollar lo artístico, un elemento fundamental en todo centro Waldorf. Los estudiantes trabajan la pintura, el teatro, etc. Y la jornada concluye con otras dos horas en las que se trabaja la transformación de la materia en talleres de forja o carpintería, por ejemplo. En este aparatado cada estudiante escoge un proyecto "que permite que la individualidad, el ser único de cada uno, pueda despegar", según explica Malagón.

Eva Pradillo, madre de Lucas, es consciente de que la pedagogía despierta algunos recelos, fruto de una observación "tradicional" del sistema. "A veces cuesta un poco. La gente cree que es un método sin disciplina, pero no lo es. Simplemente pasa que no se grita", explica.

Libertad en los centros Montessori

"Si tú entras en una clase Montessori verás a los niños trabajar sin que la maestra tenga que instarles a ello. Llegan, se ponen la bata y a trabajar", explica Montse Julià, directora del colegio Montessori-Palau de Girona.

Al sistema de enseñanza que elaboró la doctora italiana Maria Montessori a principios del siglo XX se le ha quedado la definición de "método". Pero es más que eso, defiende Julià. "Es una pedagogía científica, muy profunda. Ella bajó al nivel de aula, garantizando y comprobando que las actividades que se realizan en el aula dan los resultados esperados", argumenta. ¿En qué consiste?

"Hay tres elementos fundamentales", comienza Julià. "El primero es ofrecer unas oportunidades y un ambiente preparado que permita a los niños expresarse como ser humano con todas sus tendencias (orden, comunicación, abstracción, pensamiento matemático, conceptualización, imaginación, etc). También es importante que la maestra sea capaz de observar a todos los niños para aprender sus diferencias. Y la formación es importante para conocer las características psicológicas de cada etapa para que pueda ofrecer a los niños experiencias con estos intereses", enumera. Este es el marco teórico general.

Mónica Manzanera sólo buscaba un colegio para sus hijo mayor por criterios geográficos: que estuviera cerca. Fue entrar en el Montessori-Palau, observar cómo trabajan los niños en el aula de infantil y tomar la decisión. "Me quedé impresionada de cómo estaban, las instalaciones, los materiales...", cuenta. Su hijo (y la pequeña detrás) serían Montessori.

Bajando al aula, en los centros Montessori los niños se mezclan por edades según su estadio de desarrollo. Entre cero y tres años hay dos grupos se separan según caminen o no. En el siguiente nivel están desde los dos años y medio hasta los seis. En primaria hay dos corrientes: una que defiende que estén todos juntos y otra que opta por dividir en dos subetapas. "Esto permite que los pequeños tengan a los mayores de referencia y los mayores enseñen a los pequeños con sus trabajos. Es más real, más la vida, donde la gente se mezcla sin edades", valora Julià.

El aula Montessori está llena de materiales para el alumno. La maestra ejerce de guía: dispone un ambiente preparado para que los niños vayan aprendiendo, y otorga cierto margen de maniobra para que el niño escoja los materiales que quiera y realice alguna actividad productiva. La libertad de los alumnos es fundamental. Para escoger y para trabajar tanto tiempo como necesiten. Cuando más mayor es el niño y más tiempo lleva en el ambiente, más libre es para escoger. También tiene más materiales y actividades, de modo que se amplían sus posibilidades.

Aulas y contextos en Amara Berri

Además de estas pedagogías definidas existen muchos centros que desarrollan sus propios métodos. Lo hacen dentro del sistema, adaptados a las exigencias de las normas educativas, aunque cumplan con estos mínimos por otros caminos.

Un ejemplo es la red de centros Amara Berri de Euskadi, que cuenta con su propio sistema educativo desde 1979, impulsado por Loli Anaut. Amara Berri no tiene exámenes, apenas incluye deberes y se articula en torno a contextos de aprendizaje en el aula. Supuso principalmente "cambiar la forma de interpretar a los alumnos", según Maribi Gorosmendi, jefa de estudios del centro del que salió el sistema. El niño pasa de ser un receptor de conocimientos al eje del aprendizaje. "Lo importante no es lo que aprendan sino la persona", argumenta Gorosmendi.

Lo importante no es lo que aprendan sino la persona


El sistema se basa en seis principios que guían el trabajo en el centro: individualización (cada persona trabaja a sus propio nivel y ritmo desde sus capacidades), socialización (somos y actuamos como seres sociales), actividad (mental, que los niños tomen decisiones y sean el motor del sistema de aprendizaje), creatividad, libertad, globalización y normalización.

"La clave son las diferencias metodológicas", explica la jefa de estudios de Amara Berri. El sistema trabaja con programas de ciclo y mezcla de edades. En cada aula se encuentran alumnos de dos años distintos. "Las diferentes edades en el grupo hace que las relaciones entre ellos sean diferentes. Y un año ejercen el rol de pequeños y otro el de mayores", expone.

El otro elemento son las aulas. Cada una de las clases está especializada en una materia. Una en lengua, otra en matemáticas, etc. Y a su vez el aula se divide en cuatro contextos o centros de trabajo, especializado cada uno en un área. Por seguir el caso del aula de lengua, dos de los centros de trabajo son la zona de charlas o la de creación literaria.

Los grupos van rotando por las aulas, al contrario de la escuela tradicional donde los que rotan son los maestros. El grupo se divide en cuatro subgrupos (uno por área de trabajo) y cada alumno desarrolla una actividad relacionada con su contexto. "Los niños deciden qué quieren trabajar. Así partimos de sus intereses. Cada actividad tiene su método de trabajo. Les ayuda a ganar autonomía, saber planificar", ilustra Gorosmendi. Y al final exponen.

Los contextos se mantienen durante todo el ciclo y los niños van rotando por las aulas. "Cada vez que vuelven al contexto acceden con otro bagaje o conocimiento. La segunda exposición será más elaborada porque el niño será más competente", explica.

Además de estos modelos, más definidos o definibles, hay cientos de escuelas por España que desarrollan sus propias metodologías. Algunas siguen en parte pedagogías como las expuestas, otras cogen elementos de varias para formar un método y las que hay que han creado las suyas propias, como Amara Berri. En muchas de ellas -y en la escuela pública se está haciendo también- prevalece la idea cambiar el concepto tradicional de la escuela y colocar al niño como receptor pasivo del conocimiento sino como centro activo del mismo.

FacebookTwitter