Biblioteca

  • Hablamos en tono adecuado, sin gritar, para no molestar a nadie.
  • Mostramos una actitud de respeto hacia las compañeras y compañeros y la persona responsable de la biblioteca.
  • Colaboramos en el mantenimiento del orden y la limpieza.
  • No merendamos aquí, sólo se permite beber agua.
  • Cuidamos los libros y todo el material de la biblioteca.
  • La participación de los padres y las madres se debe limitar a ayudar en las tareas escolares a quien lo requiera, siempre dando ejemplo de respeto a las normas y recordando que es un espacio para los niños y las niñas, que tienen total preferencia de uso del mismo.
  • Tanto si somos alumnado del centro como personas sus acompañantes, cuando entramos a la biblioteca saludamos a la persona responsable y nos identificamos. De igual manera, cuando nos marchamos, nos despedimos de ella de forma discreta y educada.
  • El mal comportamiento o el incumplimiento de las normas podrá acarrear la expulsión de la biblioteca ese día y/o en días sucesivos.
  • La persona responsable de la biblioteca se encarga de velar por el cumplimiento de las normas y, si es necesario, contará con el apoyo de la Comisión de Biblioteca de la AMPA para realizar dicha función.
  • A principio de curso la persona responsable de la biblioteca recogerá el nombre y apellidos de cada uno de los niños y niñas que pretendan utilizar la biblioteca durante ese curso. Si se trata de alumnado de infantil, será recogido por su familia o persona en que la familia haya delegado esa función, y si es alumnado de primaria, será necesaria una autorización firmada por sus familias para que pueda abandonar la biblioteca sin acompañante adulto.
  • Una vez se abandone la biblioteca no se podrá volver a entrar.
FacebookTwitter